Una piel más joven y tersa protegida del sol

belleza

El envejecimiento de la piel se ve acelerado habitualmente por diversos factores externos que tenemos que aprender a controlar si queremos lograr una piel radiante y más joven.

Uno de los factores que más daño hacen a la piel es sin duda el sol. Los rayos UV penetran con tanta intensidad en la dermis que la dañan en profundidad, le restan juventud y favorecen la aparición de manchas oscuras o lunares, los cuales en algunos casos pueden ser muy peligrosos. Además de que pueden producir enfermedades graves de la piel, en otros casos, aceleran el envejecimiento y la producción de esas manchas que luego son realmente difíciles de eliminar.

Por ello, conviene seguir ciertos consejos para prevenir daños mayores.

Reducir los efectos del sol en la pielEn primer lugar, es fundamental reducir la exposición al sol y siempre, siempre, siempre proteger la piel aplicando una crema protectora con alto factor de protección.

Por otro lado, la naturaleza nos brinda la oportunidad de mejorar el aspecto de nuestra piel a través del consumo de diversos alimentos.

Son fundamentales los que tienen colágeno y la elastina, proteínas encargadas de aportar firmeza y elasticidad a los tejidos de la piel.

Pero como el cuerpo poco a poco va dejando de producirlas, es aconsejable ayudar a subir los niveles de éstas mediante la alimentación. Hay ciertos nutrientes que aumentan la producción de colágeno y son excelentes para preservar la juventud de la piel por más tiempo.

Es aconsejable el consumo habitual de alimentos ricos en vitamina C, vegetales de hoja verde, tomate natural, soja, alimentos con omega 3 y alimentos ricos en azufre.

Os dejamos una lista de alimentos ricos en estas propiedades para que ayudéis a vuestra piel a estar más tersa, firme y joven.

Alimentos que ayudan a producir colágeno:

  • Frutas con un alto contenido en vitamina C como: naranjas, mandarinas, limones, pomelos, kiwis, papaya, uvas moradas, arándanos, fresas y frambuesas. Este nutriente es un poderoso antioxidante que ayuda a combatir la actuación de los radicales libres en el organismo, y por ello es excelente para favorecer la juventud de la piel.

Vegetales, son las mejores opciones para aumentar la producción de colágeno en el organismo son aquellos también ricos en vitamina C, vitamina K y antioxidantes. Que no falten en tu dieta el brócoli, las coles, las espinacas, la remolacha, la berenjena, la escarola y la coliflor. Incluye además el consumo de tomate natural, pues se ha señalado que este alimento gracias a su contenido en licopeno es perfecto para proteger las células de la piel y favorecer la producción de colágeno.

Los tomates son grandes aliados en el cuidado de la piel

Algunos productos de soja como la leche o el queso de soja contienen genisteína, que es una sustancia química que tiene la capacidad de estimular al organismo para producir colágeno y, además, actúa como bloqueador de aquellas enzimas que destruyen la elasticidad y flexibilidad de la piel.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*